CEREBRO ACTIVO Y ESTIMULACIÓN COGNITIVA

Para conseguir un cerebro activo tenemos que empezar recordando que el desarrollo cognitivo: memoria, atención, lenguaje, léxico y memoria de trabajo, percepción, inteligencia, creatividad y razonamiento es el proceso por el que una persona va adquiriendo conocimientos sobre lo que le rodea y desarrollar así su inteligencia y capacidad. Comienza desde el nacimiento y se prolonga durante la infancia y la adolescencia.

La teoría del desarrollo cognitivo de Piaget es, sin lugar a duda, la de mayor impacto en el campo de la psicología del desarrollo debido a que el objetivo de estudio de la misma es el papel del propio conocimiento sobre el desarrollo. Piaget analiza el modo de resolver los conflictos de los niños hasta la adolescencia estableciendo que, la existencia de distintos estadios en la comprensión del mundo constituyendo secuencias universales, invariables y cualitativamente distintas en el desarrollo de los procesos de pensamiento. De este modo, se entiende los estadios como el tiempo transcurrido desde que aparece la observación hasta la desaparición de la misma o la adopción de una nueva cualidad.

El paso de un estadio a otro implica, necesariamente, la aparición de nuevas conductas o nuevos aspectos psicológicos, de igual modo, la reorganización de lo ya aprendido y asumido es de vital importancia para pasar a un nuevo estadio.

Los estadios son universales aunque difiera el ritmo de desarrollo entre unos individuos y otros. De modo que, las edades establecidas en los diferentes estadios sólo sirven como referencia ya que el desarrollo no sólo depende de la cognición, sino que entran en juego muchas más cualidades y factores.

Por otro lado, podemos destacar que los estadios son acumulativos, es decir que un estadio se encontraría localizado dentro de otro debido a cuatro factores:

  • Maduración biológica: maduración del sistema nervioso central que contribuye a la naturaleza y temporalización de los cambios por lo que es una condición necesaria para el desarrollo.
  • Experiencia del mundo físico: permite la extracción de información sobre el mundo.
  • Influencia del mundo social: grupo de iguales o adultos que posee mayor conocimiento sobre un tema determinado. El ambiente cultural del niño influirá notablemente en el ritmo de asimilación de cada estadio.
  • Equilibrio: se encarga de la organización y coordinación de los anteriores factores. Implica equilibrio, asimilación y acomodación.

Continuamos destacando que es a partir de los 45 años cuando comienza a producirse un declive cognitivo que se irá haciendo más evidente conforme se avanza hacia la tercera edad.

Por todo ello, podemos hablar de lo importante que es trabajar la estimulación cognitiva que es un conjunto de actividades que pretenden mantener y perfeccionar el funcionamiento cognitivo en general, a través de ejercicios de memoria, percepción, atención, concentración, lenguaje, funciones ejecutivas. en todas las etapas de la vida.

¿Quieres mantener el cerebro activo con nosotros?

Te presentamos “Las ilusiones