¿VIAJAMOS AL CENTRO DE INTERÉS DE LOS NIÑOS Y NIÑAS?

Empezó Ovide Decroly, pedagogo, psicólogo, médico y docente belga a hablar, en el año 1907, con un método pedagógico de enseñanza y aprendizaje en el cual los contenidos estaban basados en la observación, en las necesidades, intereses e inquietudes de los alumnos y alumnas dentro del centro educativo. Es lo que seguimos conociendo como centro de interés que gira en torno a las necesidades fisiológicas, psicológicas y sociales. Decroly lo define como un tema que resulta atractivo para los sujetos de aprendizaje porque parte de sus propias necesidades e inquietudes, y por esa razón se convierte en el eje fundamental de la acción educativa, haciendo girar todas las actividades y recursos en derredor suyo.

El centro de interés se convierte en un modelo lúdico que plantea una idea central que resulta motivadora para los niños y niñas y que sirve de hilo conductor del proceso educativo mediante diferentes actividades que motivan y estimulan a nuestros hijos e hijas, alumnos y alumnas ya que el objeto de aprendizaje se elige en función de sus necesidades e intereses.

Decroly presentó el centro de interés junto con el método global para el aprendizaje de la lectoescritura basado en la observación directa de las palabras, que permite la vinculación de la lectura con la vida de los niños y niñas y posibilita la relación de la lectura y el lenguaje con su vida afectiva. También facilita una percepción visual más rápida y rica y una mayor comprensión lectora, hablando así de tres tipos de ejercicios:

  • La observación directa o indirecta de objetos, personas y hechos.
  • La asociación de imágenes y palabras.
  • La expresión mediante la lectura, la escritura, el cálculo, el dibujo y/o el trabajo manual.

El método global consiste pues en empezar directamente por el reconocimiento de las palabras, frases y oraciones, a partir del contexto y entorno en el que crecen y se desarrollan los niños y niñas, dándoles así un sentido que es suyo, a la lectura, a la escritura y a la expresión oral.

Vadoca Ediciones os presenta la colección Creando números y palabras en las que los niños se convierten en protagonistas de su propio aprendizaje en El parque (3 – 4 años), La playa (4 – 5 años) y El campo (5 – 6 años). Por ello, los cuadernos parten de aquello que les motiva y estimula, favoreciendo el desarrollo del pensamiento, razonamiento lógico, expresión oral, escucha activa… que serán claves para el desarrollo de las competencias básicas del currículo escolar:

  • La comunicación lingüística.
  • Las matemáticas.
  • El conocimiento y la interacción con el mundo físico.
  • El tratamiento de la información y competencia digital.
  • La sociedad y la ciudadanía.
  • La cultura y el arte.
  • El aprender a aprender.
  • La autonomía e iniciativa personal.

Al mismo tiempo, podemos destacar que no nos hemos olvidado de la familia, las emociones y el medio ambiente, que de forma divertida también lo están trabajando.

Planteamos así, un proyecto educativo para realizar en los centros educativos o un repaso y entretenimiento, de lo ya trabajado en el cole, para realizar en casa con la familia.

Te presentamos http://vadocaediciones.es/categoria/infantil/